Bernard Madoff

Bernard Lawrence "Bernie" Madoff ; (nacido el 29 de abril de 1938) es un americano condenado por fraude y un antiguo corredor de bolsa, consejero de inversiones y financiero. Es el antiguo presidente no ejecutivo del NASDAQ y el manipulador confeso de una estafa piramidal que es considerada como el fraude más grande en la historia de los Estados Unidos.

Madoff fundó la empresa de Wall Street: Bernard L. Madoff Investment Securities LLC en 1960, y fue su presidente hasta su arresto el 11 de diciembre de 2008. La empresa fue una de las líderes en creación de negocios en Wall Street, que se saltó a las empresas especialistas ejecutando pedidos de venta libre de corredores al por menor. Empleó en la empresa a su hermano Peter como Director Ejecutivo y Director de Conformidad; a la hija de Peter, Shana Madoff, como jefe de reglas y abogada; y a sus hijos Andrew y Mark. Peter ha sido condenado a diez años en prisión y Mark se suicidó colgándose exactamente dos años después del arresto de su padre.

El 10 de diciembre de 2008, los hijos de Madoff le dijeron a las autoridades que su padre les había confesado que la administración de activos de su empresa había sido una estafa piramidal, y lo citaron describiéndola como “una gran mentira”. El siguiente día, los agentes del FBI arrestaron a Madoff le acusaron de fraude en títulos. La Comisión sobre Títulos y Cambio de los Estados Unidos (SEC) había investigado las prácticas empresariales de Madoff pero no había descubierto el fraude masivo.

El 12 de marzo de 2009, Madoff se declaró culpable de once delitos federales y admitió que convirtió sus negocios de administración de riquezas en una estafa piramidad masiva que defraudó a miles de inversores miles de millones de dólares. Madoff dijo que había empezado la estafa piramidad a principios de los noventa. Sin embargo, los investigadores federales piensan que el fraude empezó, como muy tarde, a mitad de los ochenta y puede haber empezado, como muy pronto, en los setenta, y los que le acusaron de recuperar el dinero perdido creen que la operación de inversión puede que nunca haya sido legítima. La cantidad perdida de las cuentas de los clientes, incluidas las ganancias creadas, fue de unos 65.000 millones de dólares. El tribunal estimó las pérdidas actuales para los inversores en 18.000 millones de dólares. El 29 de junio de 2009, Madoff fue sentenciado a 150 años en prisión, el máximo permitido.

Primeros años

Madoff nació el 29 de abril de 1938 en Queens, en la ciudad de Nueva York, hijo de padres judíos Sylvia (nacida Muntner; diciembre de 1911 - diciembre de 1974), ama de casa y de Ralph Madoff (junio de 1910 – julio de 1972), fontanero y corredor de bolsa. Los abuelos de Madoff eran emigrantes de Polonia, Rumanía y Austria. Es el segundo de tres hijos; sus hermanos son Sondra (Weiner) y Peter. Madoff terminó sus estudios en el Instituto Far Rockaway en 1956. Asistió a la Universidad de Alabama durante un año, donde se hizo hermano de la fraternidad Tau Chapter de the Sigma Alpha Mu, entonces se trasladó a la Universidad Hofstra y se graduó en ciencias políticas en 1960. Madoff asistió brevemente a la Facultad de Derecho de Brooklyn Law School, pero fundó la empresa de Wall Street, Bernard L. Madoff Investment Securities LLC y se quedó trabajando para su propia compañía.

Carrera

Madoff fue presidente de Bernard L. Madoff Investment Securities LLC desde su creación en 1960 hasta su arresto el 11 de diciembre de 2008.

La empresa empezó especulando con acciones con 5.000$ (hoy 40.000$) que Madoff ganó trabajando como socorrista e instalador de riego por aspersión. Más tarde pidió un préstamo garantizado por su suegro de 50.000$ que también invirtió en Bernard L. Madoff Investment Securities LLC. Su negocio creció con la ayuda de su suegro, el contable Saul Alpern, quien lo recomendó a un círculo de amigos y a sus familias. Inicialmente, la empresa hizo mercados mediante el National Quotation Bureau's Pink Sheets. Para competir con empresas que eran miembros de la Bolsa de Nueva York, su empresa empezó a usar tecnología de la información innovadora para difundir sus cotizaciones. Después de un tiempo de prueba, la tecnología de la empresa le ayudó a desarrollarse convirtiéndose en el NASDAQ.

La empresa funcionó como un tercer mercado operador, evitando empresas especialistas en cambio ejecutando órdenes directamente de forma no oficial de corredores de bolsa al por menor. En un momento, los Títulos de Madoff eran el mayor creador de mercado del NASDAQ, y en 2008 era el sexto creador de mercado de Wall Street. La empresa tenía también administración de inversiones y una división de consultoría, que no se hizo pública, y que fue el foco de la investigación de fraude.

Madoff fue “el profesional más importante” en el pago por flujo de pedidos, en la cual un agente paga a un corredor de bolsa por el derecho a ejecutar el pedido de un cliente. Esto ha sido llamado un “soborno legal”. Algunos académicos han cuestionado la ética de estos pagos. Madoff ha indicado que estos pagos no alteran el precio que recibe el cliente. Él veía los pagos como una práctica normal de negocios:

Si tu novia va a comprar unas medias a un supermercado, las estanterías que muestran esas medias son pagadas usualmente por la empresa que fabricó las medias. El flujo de pedidos es un tema que atrae mucha atención pero que está sobrevalorado.

Madoff trabajó en la Asociación Nacional de Agentes de Títulos (NASD), una organización del sector de los títulos que se regulaba a sí misma y ha trabajado como Presidente del Consejo de Dirección y en el Consejo de Gobernadores del NASD.

Acceso al gobierno

Desde 1991, Madoff y su esposa han contribuido con unos 240.000 dólares a candidatos federales, partidos y comités, incluyendo 25.000 dólares al año desde 2005 hasta 2008 al Comité de Campaña Senatorial Demócrata. El Comité devolvió 100.000 dólares de las contribuciones de Madoffs a Irving Picard, el Administrador de la Bancarrota. El senador Charles E. Schumer devolvió unos 30.000 dólares recibidos de Madoff y sus parientes al síndico, y el senador Christopher J. Dodd donó 1.500 dólares a la Fundación Elie Wiesel para la Humanidad, víctima de Madoff.

Mienbros de la familia Madoff han trabajado como líderes de la Asociación del Sector de los Títulos y de los Mercados Financieros (SIFMA), la principal organización de dicho sector. Bernard Madoff trabajó en la Junta Directiva de la Asociación del Sector de los Títulos, un precursor del SIFMA, y fue presidente de su Comité de Negocios. También fue un miembro fundador del DTCC subsidiario en Londres, la Corporación Internacional de Compensación de los Títulos.

El hermano de Madoff, Peter, ha trabajado dos períodos como miembro de la Junta Directiva del SIFMA. Él y Andrew recibieron premios del SIFMA en 2008 por su “extraordinario liderazgo y servicio”. Dejó el cargo de la Junta Directiva del SIFMA en diciembre de 2008, cuando salieron a la luz las noticias sobre la estafa piramidal. Desde del año 2000 hasta 2008, los hermanos Madoff donaron directamente 56.000 dólares al SIFMA, y pagaron un dinero adicional como patrocinadores de reuniones del sector. La sobrina de Madoff, Shana Madoff, fue miembro del Comité Ejecutivo de la División Legal y Conformidad del SIFMA, pero dejó el cargo poco después del arresto.

El nombre de Madoff apareció en una investigación por fraude por primera vez en 1992, cuando dos personas se quejaron al SEC sobre unas inversiones que habían hecho con una empresa llamada Avellino & Bienes. Madoff devolvió el dinero a los inversores y la SEC cerró el caso. En 2004, Genevievette Walker-Lightfoot, una abogada de la Oficina de Conformidad y Examen de la SEC (OCIE), informó a su supervisor jefe Mark Donohue que su revisión de Madoff encontró numerosas inconsistencias, y recomendó más interrogatorios. Sin embargo, Donohue y su jefe Eric Swanson le dijeron que dejara de trabajar en la investigación de Madoff, y que les enviara los resultados de su trabajo, en lugar de investigar el sector. Swanson, Asistente de Dirección del OCIE del SEC, había conocido a Shana Madoff en 2003 mientras investigaba a su tío Bernie Madoff y a su empresa. La investigación concluyó en 2005, en 2006 Swanson dejó el SEC y se comprometió con Shana Madoff, y, en 2007 se casaron. Un portavoz de Swanson, que había dejado al SEC, dijo que él “no participó en ninguna investigación de los Títulos de Bernard Madoff o de sus afiliados mientras tenía una relación” con Shana Madoff.

Mientras estaba esperando la sentencia, Madoff se reunió con el Inspector General del SEC, H. David Kotz, quien condujo una investigación sobre cómo los reguladores fallaron en detectar el fraude a pesar de numerosas banderas rojas. Madoff dijo que podía haber sido cogido en 2003, pero que los torpes investigadores actuaron como el “Teniente Colombo” y nunca hicieron las preguntas correctas:

Yo estaba atónito. Ellos no miraban mis registros. Si los investigadores hubieran comprobado en el depósito central de los títulos, les habría sido fácil verlo. Si estás viendo una estafa piramidal, es lo primero que tienes que hacer.

Madoff dijo en la entrevista del 17 de junio de 2009 que la Presidenta del SEC Mary Schapiro era una “gran amiga” y la Comisionada del SEC Elisse Walter era una “dama terrorífica” a la que él conocía “muy bien”.

Después del arresto de Madoff, el SEC fue criticado por su falta de experiencia financiera y por falta de la debida diligencia, a pesar de haber recibido quejas de Harry Markopolos y de otras personas durante casi una década. El Inspector General del SEC, Kotz, encontró que desde 1992, había habido seis investigaciones de Madoff en las que el SEC metió la pata, o a través de incompetentes trabajadores o de negligentes alegaciones de expertos financieros y chivatos. Al menos algunos de los investigadores del SEC dudaban que Madoff estuviera incluso negociando.

Debido a las preocupaciones de David P. Weber, antiguo Investigador Jefe del SEC, de conducta impropia del Inspector General del SEC H. David Kotz en la investigación sobre Madoff, el Inspector General de Correos de Estados Unidos, David C. Williams fue traído para conducir una investigación independiente. El Informe Williams cuestionó el trabajo de Kotz en la investigación sobre Madoff, porque Kotz era un “gran amigo”de Markopolos. Aunque los investigadores no pudieron determinar cuándo se hicieron amigos Kotz y Markopolos, el informe concluyó que se habrían violado las reglas éticas de loe Estados Unidos si su relación había empezado antes o durante la investigación de Kotz sobre Madoff.

Investigación del escándalo

Las preocupaciones sobre los negocios de Madoff afloraron, como muy pronto, en 1999, cuando el analista financiero Harry Markopolos informó al SEC que creía que era legalmente y matemáticamente imposible alcanzar las ganancias que Madoff decía distribuir. Según Markopolos, supo en menos de cinco minutos que los números de Madoff no cuadraban, y le tomó cuatro horas de intentos fallidos para reproducirlos y concluir que Madoff era un fraude. Fue ignorado por el SEC de Boston en 2001, así como por Meaghan Cheung del SEC de Nueva York, en 2005 y 2007 cuando presentó más pruebas. Él publicó un libro, “Nadie Escuchaba” sobre los frustrantes esfuerzos y su equipo estuvo alertando al gobierno, al sector y a la prensa durante un período de diez años, sobre el fraude de Madoff.

Aunque el negocio de Madoff de administración de riquezas creció en una operación multimillonaria, ninguna de las principales empresas de derivados financieros negociaron con él porque no creyeron que sus números fueran reales. Tampoco ninguna de las principales empresas de Wall Street invertía con él, y varios ejecutivos de alto rango de esas empresas sospechaban que no era legal.

Otros sostienen que era inconcebible que el volumen creciente de las cuentas de Madoff pudiera ser competentemente y legítimamente revisado por su empresa de contabilidad y auditoría, una empresa de tres personas con sólo un contable activo.

La reclamación del FBI dice que durante la primera semana de diciembre de 2008, Madoff confesó a un alto empleado, identificado por Noticias Bloomberg como uno de sus hijos, que le dijo que estaba luchando para encontrar 7.000 millones de dólares para pagar las deudas. Según los hijos, Madoff le dijo a Mark Madoff, el 9 de diciembre que había planeado pagar 173 millones de dólares en primas dos meses antes. Madoff dijo que “había tenido beneficios recientemente con sus negocios, y que ahora era un buen momento para distribuirlos”. Mark se lo dijo a Andrew Madoff, y la mañana siguiente fueron al apartamento de su padre y le preguntaron cómo podía pagar primas a su personal si había tenido problemas para pagar a sus clientes. Con Ruth Madoff cerca, Madoff les dijo que estaba “terminado”, que “no tenía absolutamente nada” y que su fondo de inversión era “una gran mentira” y “básicamente, una estafa piramidal gigante”. Según su abogado, los hijos de Madoff denunciaron a su padre a las autoridades federales. El 11 de diciembre de 2008, fue arrestado y acusado de fraude en la administración de los títulos.

Madoff pagó una fianza de diez millones de dólares en diciembre de 2008 y permaneció en arresto domiciliario en su apartamento en Upper East Side Penthouse hasta el 12 de marzo de 2009, cuando el juez Denny Chin anuló su fianza y lo encarceló en el Centro Penal Metropolitano. Chin dijo que había riesgo de fuga por su edad, su riqueza y la perspectiva de permanecer el resto de su vida en prisión. Los fiscales cumplimentaron dos recursos de confiscación que incluyen listas de propiedades personales reales valorables así como intereses financieros y entidades.

El abogado de Madoff, Ira Sorkin, apeló, y los fiscales respondieron con una nota de oposición. El 20 de marzo de 2009, una corte de apelación denegó la solicitud de Madoff para ser liberado de la cárcel y volver a estar confinado en casa hasta su sentencia el 29 de junio de 2009. El 22 de junio de 2009, Sorkin entregó en mano una carta, antes de la sentencia, al juez pidiendo una sentencia de 12 años, ya que las tablas de la Administración del Seguro Social indicaban que iba a vivir sólo 13 años más.

El 26 de junio de 2009, Chin ordenó que se confiscaran a Madoff activos valorados en 170 millones de dólares. Los fiscales le pidieron a Chin que sentenciara a Madoff al máximo (150 años en prisión). El Administrador de la Bancarrota Irving Picard indicó que “Madoff no había aportado apenas cooperación o asistencia”.

De acuerdo con los fiscales federales, la mujer de Madoff, Ruth, accedió a que se le confiscaran activos valorados en 85 millones de dólares, dejándola con 2,5 millones en efectivo. La orden permitió al SEC y al Administrador de la Bancarrota, Irving Picard, que persiguiera los fondos de Madoff. Los reguladores de Massachusetts la acusaron también de retirar 15 millones de dólares de cuentas relacionadas con la compañía poco antes de que él confesara.

En febrero de 2009, Madoff alcanzó un acuerdo con el SEC, prohibiéndole, de por vida, que pudiera trabajar en el sector de los títulos.

Picard ha demandado a los hijos de Madoff, Mark y Andrew, a su hermano Peter, y a la hija de Peter, Shana, por negligencia y romper con el deber fiduciario por 198 millones de dólares. Los acusados han recibido unos 80 millones de dólares en compensaciones desde 2001 y “usaron la cuenta del banco en BLMIS como una hucha personal”. El administrador de la bancarrota cree que ellos sabían que existía el fraude por sus inversiones personales en la estafa, la longevidad del fraude, y por su trabajo en la compañía incluyendo papeles como directivos de la corporación que tenían que vigilar por la conformidad de todo. Desde 1995, Peter Madoff ha invertido sólo 32.146 dólares pero retiró más de 16 millones de dólares. Mark y Andrew Madoff retiraron más de 35 millones de dólares de una pequeña inversión original. Picard afirma que Mark Madoff conspiró con su padre para ocultar 25 millones de dólares en cuentas desconocidas en Suiza.

Mecánica del fraude

Según la acusación del SEC contra Annette Bongiorno y Joann Crupi, dos trabajadores de Madoff, crearon falsos informes de compra-venta en bolsa basadas en los pagos que Madoff ordenaba para cada cliente. Por ejemplo, una vez que Madoff determinaba un pago a un cliente, uno de los trabajadores entraba una falsa compra-venta en bolsa de un día anterior y entonces entraba una falsa fecha de cierre en la cantidad del beneficio requerido, según la acusación. Los fiscales alegan que Bongiorno usaba un programa de ordenador especialmente diseñado para fechar con anterioridad las operaciones y manipular los estados contables. Ellos la citaron escribiendo a un director a principios de los noventa: “Necesito la capacidad de dar a cualquier pago la fecha que yo quiera”. En algunos casos, los pagos eran presuntamente determinados antes de que la cuenta se hubiera abierto.

Madoff admitió durante su confesión de culpabilidad en marzo de 2009 que la esencia de su trama era depositar el dinero de los clientes en una cuenta, en lugar de invertirlo y generar constantes pagos como los clientes habían creído. Cuando los clientes querían su dinero, “Usaba el dinero que había en la cuenta del Chase Manhattan Bank que pertenecía a ellos o a otros clientes para pagar los fondos solicitados”, (esto fue lo que dijo al tribunal).

Daños colaterales ocasionados por el fraude

Algunas de las instituciones consideradas víctimas colaterales del fraude son: Hadassah, la Organización Sionista de América, la Fundación Elie Wiesel y la Fundación Wunderkinder, de Steven Spielberg. Las federaciones y los hospitales judíos han perdido millones de dólares, lo que ha forzado que algunas organizaciones hayan tenido que cerrar. La Fundación Lappin, por ejemplo, fue forzada a cerrar temporalmente porque había invertido sus fondos con Madoff. Madoff también trató con James Harris Simons.

Pérdida de los inversores

David Sheehan, abogado principal del administrador de la bancarrota Picard, afirmó el 27 de septiembre de 2009, que unos 36.000 millones de dólares fueron invertidos en el fraude, devolviendo 18.000 millones a los inversores, por lo que se perdieron otros 18.000 millones. Más o menos, la mitad de los inversores de Madoff eran “ganadores” obteniendo más que sus inversiones. Las cantidades sacadas en los últimos seis años fueron sujetas a demandas para la devolución del dinero.

En una afirmación del 4 de mayo de 2011, el administrador de la bancarrota, Picard, dijo que la cantidad total de dinero que posiblemente se debía a los clientes (con algunos ajustes) era de 57.000 millones de dólares, de los cuales 17.300 millones habían sido realmente invertidos por los clientes. 7.600 millones habían sido recuperados, pero pendientes de demandas, sólo 2.600 millones están disponibles para devolver a las víctimas. Si todos los fondos recuperados se hubieran devuelto a las víctimas, su pérdida neta hubiera estado por debajo de los 10.000 millones.

El Servicio Interno de Ingresos ordenó que el capital perdido en este y en otras inversiones fraudulentas por los inversores será tratado como una pérdida de negocio, permitiéndo a las víctimas reclamarlos como pérdidas netas de funcionamiento por lo que se reduciría la responsabilidad fiscal.

El tamaño del fraude se estableció en 65.000 millones de dólares a comienzos de la investigación, pero, el antiguo Presidente del SEC, Harvey Pitt, estimó que el fraude neto real estaba entre los 10.000 y los 17.000 millones. Erin Arvedlund, que públicamente cuestionó la presentación del informe sobre sus inversiones de Madoff en 2001, afirmó que la cantidad real del fraude podría no ser conocida nunca, pero que probablemente esté entre los 12.000 y los 20.000 millones.

Jeffry Picower, en vez de Madoff, parece haber sido el mayor beneficiado de la estafa piramidad de Madoff, y su hacienda le reclama 7.200 millones de dólares. J.P. Morgan Chase & Co. También se benefició de la estafa -a través de intereses y pagos cargados. El administrador de la bancarrota, Irving Picard, buscó la devolución de 1.000 millones y daños por 5.400 millones. Morgan finalmente llegó a un acuerdo por al menos 1.700 millones. Según la misma demanda, los propietarios del New York Mets, Fred Wilpon y Saul Katz e individuos y empresas asociados, recibieron 300 millones de la estafa. Wilpon y Katz “rechazaron categóricamente” los cargos.

Súplica, sentencia y prisión perpétua

El 12 de marzo de 2009, Madoff se declaró culplable de 11 delitos federales, incluyendo fraude en la administración de los títulos, fraude en las telecomunicaciones, fraude postal, blanqueo de dinero, hacer falsos estados de cuentas, perjurio, robo de los beneficios de un plan de empleados y tener falsos archivos con el SEC. La súplica fue la respuesta a una queja criminal presentada dos días antes, que afirmaba que los últimos 20 años, Madoff había defraudado a sus clientes, más o menos, 65.000 millones en la mayor estafa piramidal de la historia. Madoff insistió en que él era el único responsable del fraude. Madoff no quiso rebajar su pena con el gobierno. Más bien, se declaró culplable de todos los cargos. Se ha especulado que Madoff se declaró culplable porque rehusó cooperar con las autoridades para evitar nombrar a los socios o a los conspiradores que estaban involucrados con él en la estafa piramidal.

El 3 de noviembre de 2009, David Friehling, el contable principal de Madoff, se declaró culplable de fraude en la administración de títulos, en asesoría de inversión, en tener falsos archivos con el SEC y de obstruir la Hacienda Pública (IRS). La mano derecha de Madoff, Frank DiPascali se declaró culplable en agosto de 2009, y está esperando fianza.

En su alocución de súplica, Madoff afirmó que empezó su estafa piramidal en 1991. Admitió que no había hecho inversiones legítimas con el dinero de sus clientes durante ese tiempo. Al contraro, dijo, que él simplemente depositó el dinero en su cuenta personal en el Chase Manhattan Bank. Cuando sus clientes le pedían retirar dinero, les pagaba sacando dinero de la cuenta del Chase -un clásico escenario de “robar a Peter para pagar a Paul”. Chase y su sucesor, JPMorgan Chase, pueden haber ganado, como mucho, 483 millones de dólares de su cuenta bancaria. Él estaba comprometido en satisfacer las expectativas de sus clientes de altas remuneraciones, a pesar de una recesión económica. Admitió falsear actividades de compra-venta, enmascaradas con transferencias extranjeras y mandando falsos archivos a la SEC. Él afirmó que siempre había intentado reanudar las actividades legítimas de compra-venta pero que se probó que era “difícil y, al final, imposible” arreglar las cuentas de los clientes. Al final, Madoff dijo, que se había dado cuenta de que su estafa, finalmente, se habría descubierto.

El 29 de junio de 2009, Chin sentenció a Madoff a 150 años en una prisión federal (que es la sentencia máxima). Los abogados de Madoff, originalmente le pidieron al juez que impusiera una sentencia de 7 años, y más tarde solicitaron que la sentencia fuera de 12 años, por la avanzada edad de Madoff y su esperanza de vida.

Madoff pidió perdon a sus víctimas diciendo:

He perdido un legado de remordimiento, ya que algunas de mis víctimas han señalado a mi familia y a mis nietos. Esto es algo con lo que viviré en resto de mi vida. Lo siento.

Añadió; “Sé que eso no les ayuda”, “después de que sus víctimas le recomendaran al juez que recibiera la prisión perpetua. Chin no había recibido ningunas cartas atenuantes de amigos o de la familia testificando buenos hechos de Madoff. “La ausencia de tal apoyo indica algo” dijo.

Chin dijo también que Madoff no había informado sobre sus delitos. “Tengo la sensación de que Madoff no ha hecho todo lo que podría o ha contado todo lo que sabía”, dijo Chin, llamando al fraude “extraordinariamente malo”, “sin precedentes” e “impactante” y que la sentencia disuadiría a otros de cometer fraudes similares. Chin también estuvo de acuerdo con la opinión de los fiscales de que el fraude empezó en los ochenta. También indicó que los delitos de Madoff estaban “fuera de las gráficas” ya que las normas sobre las sentencias federales por fraude sólo llegaban a 400 millones de dólares en pérdidas.

Ruth no asistió al juicio pero envió una nota diciendo: “Estoy rompiendo mi silencio ahora porque mi reticencia a hablar ha sido interpretada como indiferencia o falta de simpatía por las víctinas del delito de mi marido Bernie, que es exactamente lo contrario a la verdad. Estoy abochornada y avergonzada. Como todos los demás, me siento traicionada y confusa. El hombre que comitió este horrible fraude no es el hombre que yo he conocido todos estos años”.

Encarcelación

El abogado de Madoff le pidió al juez que recomendara a la Oficina Federal de Prisiones que ubicara a Madoff en la Institución Correccional Federal, Otisville, que está a 110 km de Manhattan. El juez, sin embargo, sólo recomendó que Madoff fuera enviado a unas instalaciones en el Nordeste de los Estados Unidos. Madoff fue transferido a la Institución Correccional Federal Butner Medium cerca de Butner, En Carolina del Norte, a unos 72 km al noroeste de Raleigh; él tiene el número #61727-054 de la Oficina de Registros de las Prisiones. Jeff Gammage del Philadelphia Inquirer dijo que: “la dura sentencia de Madoff probablemente determinará su destino”.

El día previsto de liberación de Madoff es el 14 de noviembre de 2139. El día de la liberación de Madoff, es descrito como “teórico”, porque tendría que vivir 201 años; refleja una reducción por buen comportamiento. El 13 de octubre de 2009, se informó que Madoff experimentó su primer día en prisión con otros reclusos. Cuando empezó su sentencia, el nivel de estrés de Madoff era tan severo que tuvo una erupción de urticaria y otras enfermedades de la piel aparecieron pronto.

El 18 de diciembre de 2009, Madoff fue trasladado al Centro Médico Universitario Duke en Durham, Carolina del Norte, y fue tratado de graves heridas en la cara. Un antiguo preso informó más tarde que las heridas fueron recibidas durante un altercado con otro preso. Otras noticias de la prensa describen las heridas de Madoff como más serias incluyendo “fracturas faciales, costillas rotas y colapso en los pulmores”. La Oficina Federal de Prisiones dijo que Madoff firmó una declaración jurada el 24 de diciembre de 2009, que indicaba que él no había sido asaltado y que él había sido admitido en el hospital por hipertensión.

En su carta a su nuera, Madoff dijo que estaba siendo tratado en prisión como un “padrino de la Mafia”.

Ellos o me llaman Tío Bernie o Señor Madoff. No puedo ir a ningún lado sin que alguien me salude y me anime, para mantener mi espíritu fuerte. Es realmente muy bonito, cómo se preocupan por mi bienestar, incluyendo al personal ... Es mucho más seguro andar por aquí que por las calles de Nueva York.

Vida personal

El 28 de noviembre de 1959, Madoff se casó con Ruth Alpern, a la que conoció mientras asistía al Instituto Far Rockaway. Los dos finalmente empezaron una relación. Ruth terminó el instituto en 1958 y consiguió su licenciatura en Queens College, ella estaba empleada en la bolsa en Manhattan antes de trabajar en la empresa de Madoff, y ella fundó la Fundación de Caridad de Madoff. Bernard y Ruth Madoff tuvieron dos hijos: Mark (11 de marzo de 1964 - 11 de diciembre de 2010, graduado por la Universidad de Michigan, y Andrew (nacido el 8 de abril de 1966, graduado en 1988 por la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania. Ambos trabajaron más tarde en la sección de compra-venta con su primo paterno Charles Weiner.

Varios miembros de la familia trabajaron para Madoff. Su hermano menor, Peter, abogado, fue el Alto Director Administrativo y Oficial Jefe de Cumplimiento, y la hija de Peter, Shana Madoff, también abogada, fue la abogada en Cumplimiento. En la mañana del 11 de didiembre de 2010 -exactamente dos años después del arresto de Bernard- su hijo Mark fue encontrado muerto en su apartamento de Nueva York. El examinador médico de la ciudad indicó que la causa de la muerte fue suicidio al colgarse.

Mark Madoff debía a sus padres 22 millones de dólares y Andrew Madoff debe 9,5 millones. Había dos préstamos en 2008 de Bernard Madoff a Andrew Madoff: 4,3 millones el 6 de octubre y 250.000 dólares el 21 de septiembre. Andrew posee un apartamento en Manhattan y una casa en Greenwich, Connecticut, como tenía su hermano antes de la muerte de Mark.

Siguiendo a su divorcio de su primera mujer en el año 2000, Mark retiró dinero de su cuenta. Ambos hijos usaban empresas de inversión de fuera para dirigir sus propias fundaciones filantrópicas. En marzo de 2003, Andrew Madoff fue diagnosticado con linfoma de células de manto y finalmente volvió al trabajo. Fue nombrado Presidente de la Fundacion de Investigación del Linfoma en enero de 2008, pero dejó el cargo poco después del arresto de su padre.

Peter y Andrew Madoff siguen siendo objetivo de una investigación por fraude fiscal por los fiscales federales, según The Wall Street Journal. David Friehling, el contable de Bernard Madoff, que se declaró culplabe en un caso relacionado, está ayudando en la investigación. Según una demanda civil presentada en octubre de 2009, el administrador de la bancarrota, Irving Picard, alega que Peter Madoff depositó 32.146 dólares en sus cuentas de Madoff y retiró más de 16 millones; Andrew depositó, más o menos, un millón en sus cuentas y retiró 17 millones; Mark depositó 745.482 y retiró 18,1 millones.

Madoff vivía en Roslyn, Nueva York, en un rancho de los setenta. Después de 1980 se hizo propietario de una residencia con vistas al océano en Montauk. Su primera residencia estaba en el Upper East Side de Manhattan, y fue presidente del comité de cooperativas de viviendas. También poseía una casa en Francia y una mansión en Palm Beach, Florida, donde era miembro del Palm Beach Country Club. Madoff poseía un yate de pesca deportiva de 17 metros llamado Bull. Las tres casas fueron subastadas por el U.S. Marshals Service en septiembre de 2009.

Sheryl Weinstein, antigua oficial financiero jefe de Hadassah, divulgó, en un libro escrito para recuperar sus inversiones perdidas, que ella y Madoff tuvieron un romance hace más de veinte años. En 1997, cuando Weinstein salió, Hadassah había invertido un total de 40 millones de dólares. A finales de 2008, Hadassah había retirado 140 millones de una cuenta valorada en 90 millones. En la audiencia a las víctimas, Weinstein testificó llamándole una “bestia”.

Según una resolución del 13 de marzo de 2009, Madoff y su esposa tenían más de 126 millones de dólares más unos 700 millones, estimados, por el valor de sus intereses empresariales en Bernard L. Madoff Investment Securities LLC. Otros importantes activos son títulos (45 millones), efectivo (17 millones), intereses en BLM Air Charter (12 millones), un yatge Leopard de 2006 (7 millones), joyas (2,6 millones), un apartamento en Manhattan (7 millones), la casa de Montauk (3 millones), la casa de Palm Beach home (11 millones), la propiedad en Cap d' Antibes, Francia (1 millón) y mobiliario, artículos para el hogar y arte (9,9 millones).

Durante una entrevista de 2011 en la CBS, Ruth Madoff dijo que su marido y ella habían intentado suicidarse después de que se conociera el fraude, tomando un “montón de pastillas” en un pacto de suicidio en la Nochebuena de 2008. En noviembre de 2011, el antiguo empleado de Madoff, David Kugel, se declaró culpable de cargos en la estafa piramidal. Admitió haber ayudado a Madoff a crear un falso estado de cuentas que era el que se les daba a los clientes.

Bernie Madoff sufrió un ataque al corazón en diciembre de 2013, y se informa que sufre de enfermedad renal en fase final. Según CBS New York y otras fuentes de noticias, Madoff le dijo a CNBC en un correo electrónico que tenía cáncer de riñón.

Filantropía y otras actividades

Madoff fue un importante filántropo, que trabajó en comités de instituciones sin ánimo de lucro, muchas de las cuales confiaron en su empresa sus donaciones. El colapso y la congelación de sus activos personales y de los negocios afectados de su empresa y fundaciones de caridad de todo el mundo, incluyendo la Fundación Chais Family, la Fundación de Caridad Robert I. Lappin, la Fundación Picower, y la Fundación JEHT que fueron forzadas a cerrar. Madoff donó aproximadamente 6 millones de dólares a investigación sobre el linfoma después de que su hijo Andrew fuera diagnosticado con la enfermedad. Su mujer y él dieron más de 230.000 dólares a causas políticas desde 1991, yendo la mayor parte de ellos al Partido Demócrata.

Madoff fue Presidente del Comité de Directores de la Escuela de Negocios Sy Syms en la Universidad de Yeshiva, y Tesorero de su Consejo Directivo. Dejó su cargo en la Universidad Yeshiva después de su arresto. Madoff trabajó en el Comité del Centro de la Ciudad de Nueva York, miembro del Grupo de Instituciones Culturales de la Ciudad de Nueva York. Trabajó en el Consejo Ejecutivo de la división de Wall Street de la Fundación UJA de Nueva York que declinó invertir fondos con él debido al conflicto de intereses.

Madoff comenzó un trabajo de caridad para la Fundación de la Médula Ósea e hizo regalos filantrópicos a través de la Fundación de la Familia Madoff, una fundación privada de 19 millones de dólares, que él administraba con su mujer. Donaron dinero a hospitales y teatros. La Fundación ha contribuido también a muchas organizaciones benéficas educativas, culturales y de la salud, incluyendo las que tuvieron que cerrar por el fraude de Madoff. Después del arresto de Madoff, los activos de la Fundación de la Familia de Madoff fueron congelados por un tribunal federal.

En los medios