Jesús Gil

Gregorio Jesús Gil y Gil (12 de marzo de 1933 – 14 de mayo de 2004) fue un empresario y político español. Fue alcalde de Marbella entre 1991 y 2001, y presidió el Atlético de Madrid durante 16 años (con el que llegó a ganar la liga).

Carrera

Negocios

En los sesenta, Gil construyó un complejo residencial en San Rafael, cerca de Segovia, que se derrumbó en 1969, muriendo 58 personas e hiriendo a muchas otras. Una investigación que se realizó con posterioridad sacó a la luz problemas con el cemento, y que todo el proyecto se había hecho sin arquitectos, supervisión o planificación. Jesús Gil fue sentenciado a cinco años en la cárcel, pero fue perdonado después de 18 meses por el General Franco.

Fútbol

En 1987, Jesús Gil fue elegido presidente del Atlético de Madrid (su primer fichaje fue el portugués de veintitrés años Paulo Futre). En 1992, el jugador promesa del Atlético de Madrid, Raúl González (con quince años) fue contratado por el Real Madrid.

La mayoría de la policía local de Marbella fue reclutada por Jesús Gil entre legionarios y miembros de otras fuerzas de élite militares del sur de España y del norte de África durante los ochenta y los noventa, y algunos de esos oficiales formaron parte de su propia guardia personal.

En un incidente en 1997 en el que el Atlético de Madrid se enfrentó al Ajax de Amsterdam en los cuartos de final de la Liga de Campeones de la temporada 1996/97, se refirió a dicho equipo como Congo FC, debido a que muchos de sus jugadores eran de Surinam.

Política

En 1991, fundó y lideró el Grupo Independiente Liberal (GIL) y fue elegido alcalde de Marbella ese mismo año. Instaló un busto del anterior dictador, Francisco Franco, en el ayuntamiento y fue conocido por ir por las calles insultando a las prostitutas y a las personas sin hogar. Fue reelegido como alcalde tres veces.

En abril de 2002, se le prohibió desempeñar cualquier cargo público durante 28 años, se le forzó a dejar la alcaldía y fue encarcelado poco después.

Muerte

Jesús Gil murió de una hemorragia cerebral a los 71 años en Madrid.

Reputación política

Jesús Gil fue famoso por su controvertida ideología de extrema derecha, también fue tachado de populista, sexista, homófobo, racista y xenófobo.

Públicamente llamó a una concejal de Marbella del Partido Socialista Obrero Español “prostituta” en una reunión del ayuntamiento, y en una ocasión llamó a la periodista Carmen Rigalt la “prostituta del periodismo”. La costa malagueña bajo la influencia económica y política de la familia Gil, se convirtió en la residencia de gangsters británicos, italianos y rusos mientras fue alcalde, así como antiguos nazis, esperando o evitando la extradición, como Otto Remer y León Degrelle. Él estuvo implicado en varios casos, como el Caso de las camisetas y el Caso Atlético.

La delincuencia y las manifestaciones de pobreza decrecieron mucho durante los primeros años de su administración y su aparente éxito se obtuvo con la pérdida de libertades civiles, incluyendo las palizas a delincuentes y a prostitutas, la deportación de extranjeros pobres, donativos a personas sin hogar a cambio de que dejaran la ciudad, etc. La posterior mejoría del estilo de vida de la población fue la principal razón de su reelección.

Ha sido comparado varias veces por los medios de comunicación españoles con Donald Trump, por algunos parecidos en sus vidas y en su carácter.