Colin Chapman – Traducido de Wikipedia el 20/08/17

Anthony Colin Bruce Chapman CBE (19 de mayo de 1928 – 16 de diciembre de 1982) fue ingeniero diseñador, inventor y fabricante de automóviles inglés, y fundador de Lotus Cars.

En 1952 fundó la compañía de coches deportivos Lotus Cars. Inicialmente, Chapman llevó Lotus en su tiempo libre, ayudado por un grupo de entusiastas. Su conocimiento de las últimas técnicas de ingeniería aeronáutica fue vital para alcanzar los importantes avances por los que es recordado. Su filosofía de diseño se centra en coches con poco peso y de fácil conducción en lugar de con muchos caballos, lo que se resume en “Añadir potencia te hace más rápido en las rectas. Quitar peso te hace más rápido en todos lo sitios”.

Bajo su dirección, el Equipo Lotus ganó siete títulos de Constructores de Fórmula 1, seis campeonatos de pilotos y las 500 millas de Indianápolis en los Estados Unidos, entre 1962 y 1978. La parte de producción de Lotus Cars ha fabricado decenas de miles de coches deportivos avanzados relativamente asequibles. Lotus es uno de entre un puñado de fabricantes de coches ingleses que sigue todavía funcionando después del declive industrial de los setenta del pasado siglo.

Chapman sufrió un ataque al corazón fatal en 1982, con 54 años.

Educación

Chapman estudió ingeniería estructural en el University College London, entró en el Escuadrón del Aire de la Universidad de Londres y aprendió a volar. Chapman dejó la universidad sin conseguir un grado en 1948, repitiendo Matemáticas en 1949 y obteniendo su grado un año más tarde.

Brevemente entró en la Royal Air Force en 1948, se le ofreció una comisión permanente pero prefirió volver a la vida civil. Después de dos falsos intentos de crear empresas, Chapman entró en la compañía British Aluminium, usando sus habilidades en ingeniería civil para intentar vender aluminio como una materia estructural viable para edificios.

Carrera

En 1948, Chapman diseñó el Mk1, un Austin 7 modificado, que participó privadamente en carreras locales. Llamó a los coches “Lotus”; nunca confirmó la razón pero una (de varias) teorías es que fue por su entonces novia (que más tarde se convirtió en esposa), a quien él llamaba “Lotus blossom (Flor de loto)”. Con el dinero del premio desarrolló el Lotus Mk2. Con continuos éxitos con el Lotus 6, empezó a vender kits de esos coches. Fueron vendidos más de cien en 1956. Fue con el Lotus 7 en 1957 cuando las cosas realmente despegaron, y Caterham Cars fabrica todavía una versión de ese coche hoy (el Caterham 7); han habido más de noventa diferentes clones del Lotus 7, réplicas y derivados ofrecidos al público por una variedad de fabricantes.

En los cincuenta del pasado siglo, Chapman progresó en las carreras de coches, diseñando y construyendo una serie de coches de carreras, a veces manteniendo la producción limitada para que fueran muy buscados después, hasta que llegó a la Fórmula 1. Además de su trabajo de ingeniería, también pilotó un Vanwall F1 en 1956 pero chocó con su compañero de equipo Mike Hawthorn durante un entrenamiento por el Grand Prix de Reims, en Francia, finalizando su carrera como piloto y centrándose en la parte técnica. Junto a John Cooper, revolucionó el deporte del motor. Sus pequeños, pero muy manejables, coches de poco peso dejaron atrás a muchos otros coches con más potencia, derrotaron a menudo a Ferraris y a Maseratis. Finalmente, con el piloto Jim Clark al volante de sus coches, el Equipo Lotus parecía que podía ganar todo lo que quisiera. Con Clark conduciendo el Lotus 25, el Equipo Lotus ganó su primer campeonato de Fórmula 1 en 1963. Fue Clark, pilotando un Lotus 38 en las 500 Millas de Indianápolis en 1965, quién condujo el coche a la victoria en la “Brickyar (Fábrica de Ladrillos)”. Clark y Chapman se hicieron íntimos y la muerte de Clark en 1968 devastó a Chapman, que públicamente dijo que había perdido a su mejor amigo.

Entre las muchas figuras del automóvil que han sido empleados de Lotus con el pasar de los años están Mike Costin y Keith Duckworth, fundadores de Cosworth. Graham Hill trabajó en Lotus como mecánico como una forma de conseguir entrenamientos.

Chapman, cuyo padre era un dueño de un bar con éxito, fue también un empresario que introdujo el patrocinio en las carreras de coches; empezando el proceso que transformó la Fórmula 1 de un pasatiempo de caballeros a una empresa de alta tecnología multimillonaria. Fue Chapman quien persuadió en 1966 a Ford Motor Company para que patrocinara el desarrollo de Cosworth de lo que se convertiría en el motor de carreras DFV.

Innovaciones y legado

Muchas de las ideas de Chapman pueden ser vistas todavía en Fórmula 1, y en otros campeonatos actuales (como IndyCars).

Fue el primero en usar montantes como un dispositivo de suspensión posterior. Incluso hoy, los montantes usados en la parte posterior de un vehículo son conocidos como montantes Chapman, mientras que los montantes de suspensión virtualmente idénticos para la parte delantera son conocidos como montantes MacPherson y fueron inventados diez años antes en 1949.

La siguiente innovación principal de Chapman fue el popular chasis monocascopara los automóviles de carreras, con el revolucionario coche de Fórmula 1 Lotus 25 de 1962. La técnica consistía en un cuerpo que era más ligero y más fuerte, y también daba una mejor protección al conductor en caso de accidente. Aunque fue usado previamente algo medianamente parecido en el mundo del motor, el primer vehículo en usar ese chasis fue el Lancia Lambda de 1922. Lotus adoptó rápidamente esa tecnología con el Lotus Elite en 1958. El monocasco modificado del coche, hecho de fibra de vídrio, hizo de él uno de los primeros coches de producción hechos con materiales compuestos.

Cuando el piloto de Fórmula 1 Dan Gurney vio el Lotus 25 en el Gran Premio Holandés de Zandvoort, se impresionó tanto con el diseño avanzado que invitó a Chapman a las 500 Millas de Indianápolis, donde Gurney hizo su debut en la Indi al volante del coche diseñado por John Crosthwaite (que había trabajado anteriormente para Chapman) y construido por el estadounidense Mickey Thompson. Después de la carrera, Chapman preparó una propuesta a Ford Motor Company para un monocasco de aluminio para un coche de Indianápolis un motor de 4,2 litros de aluminio V-8 de Ford. Ford Aceptó la propuesta. El Lotus 29 debutó en Indianápolis en 1963, con Jim Clark terminando segundo. Este diseño justamente reemplazado rápidamente había sido durante muchas décadas el diseño estandar de los coches de Fórmula 1, el chasis de estructura tubular. Aunque el material ha cambiado de láminas de aluminio a fibra de carbono, este diseño permanece hoy como estandar de la técnica para construir coches de carreras.

Inspirado por Jim Hall, Chapman estuvo entre los que ayudaron a introducir la aerodinámica en los diseños de los cohes de Fórmula 1. Lotus usó el concepto de aerodinámica positiva para pegar el coche al asfalto, mediante la adición de alas, en la carrera Tasman a principios de 1968, aunque Ferrari y Brabham fueron los primeros en usarlas en una carrera de Fórmula 1 en el Gran Premio de Bélgica de 1968. Las primeras versiones, en 1968 y en 1969, fueron montadas a 0,91 metros de altura en el coche, para trabajar en “aire limpio” (aire que no había sido perturbado por el paso del coche). Las alas y los montantes fallaron regularmente, sin embargo convencieron a la FIA para que se montaran las alas para que fueran adosadas directamente al chasis. Chapman originó también el cambio de los radiadores del frontal a los lados, para reducir el área frontal (rebajando la resistencia aerodinámica) y centralizando la distribución de pesos. Estos conceptos permanecen virtualmente en los coches de carreras actuales.

Chapman fue también innovador en los negocios de las carreras. Estuvo entre los primeros en la Fórmula 1 en poner publicidad en sus coches de productos que no tenían que ver con el mundo del motor, inicialmente con cigarrillo de la marca Gold Leafm y, con más fama, John Player Special.

Chapman, trabajando con Tony Rudd y Peter Wright, fueron los primeros en la Fórmula 1 en usar el “efecto suelo”, donde se creaba una baja presión debajo del coche , generando succión, que lo pegaba más al asfalto. Los primeros diseños utilizaban skirts deslizantes que hacían contacto con el suelo para conservar el área aislada a baja presión.

Chapman planeó después un coche que generaba todo su efecto suelo eliminando la necesidad de alas y la resistencia resultante que reduce la velocidad del coche. La culminación de sus esfuerzos, el Lotus 79, dominó el campeonato de 1978. Sin embargo, los skirts fueron prohibidos finalmente, porque el skirt podría ser dañado, por ejemplo, por conducir por la cuneta, y el efecto suelo se perdería y el coche podría hacerse inestable. La FIA hizo movimientos para eliminar el efecto suelo en la Fórmula 1, requiriendo que los bajos de los coches fueran planos desde 1983 y subiendo la altura mínima de los coches desde 1981. Los diseñadores de coches habían estudiado conseguir el efecto suelo por otros medios, ayudados por los túneles de viento.

Una de sus últimas innovaciones técnicas fue un chasis dual de Fórmula 1, el Lotus 88 en 1981. Conseguía el efecto suelo de entonces más eficientemente. Sin embargo, esto fue muy malo para el piloto, ya que le ocasionaba fatiga. Para solventar esto, Chapman introdujo un coche con dos chasis. Un chasis (donde el piloto se sentaría) tenía una suspensión más blanca. El otro chasis (donde los skirts estaban localizados) tenía una suspensión más firme. Aunque el coche pasó los controles de un par de carreras, otros equipos protestaron, y no se permitió nunca más en una carrera. No se siguió trabajando en el desarrollo de este doble chasis.

El escándalo de DeLorean

Desde 1978 hasta su muerte, Chapman tuvo relación con el magnate estadounidense, John DeLorean, en su desarrollo de coches deportivos de acero inoxidable, para ser fabricados en una fábrica en Irlanda del Norte cuyos fondos provenían mayoritaramente del Gobierno Británico. El diseño original era para un coche deportivo con motor central, sin embargo, la dificultad en asegurar el original motor Wankel y complicaciones en el diseño llevaron a un diseño de motor trasero.

El 19 de octubre de 1982, John DeLorean fue acusado de tráfico de cocaína por el Gobierno de los Estados Unidos, después de una operación grabada en vídeo en un hotel de Los Ángeles, en la cual fue grabado por agentes infiltrados del FBI acordando financiar una operación de tráfico de cocaína de 100 kgs.. La empresa de coches de DeLorean colapsó, y los administradores descubrieron que diez millones de libras de contribuyentes británicos, equivalentes a cuarenta millones de libras de 2010, se habían perdido.

Las cuentas del Grupo Lotus en 1981 estaban atrasadas antes de la muerta de Chapman, pero fueron divulgadas después de su muerte mostrando que Lotus había sido pagada por trabajos de ingeniería para DeLorean a través de una compañía panameña con base en Suiza creada por un distribuidor de DeLorean, a pesar de las protestas previas de Chapman de que ni él ni su compañía habían sido pagados vía Panamá. Chapman murió antes, pero en un posterior juicio al contable del Grupo Lotus, Fred Bushell, el juez insistió en que si Chapman hubiera estado en el banquillo habría recibido una sentencia de al menos diez años. El concepto de ingeniería de coches fue vendido más tarde a los administradores de Toyota, quienes lo usaron para desarrollar el AW11 MR2.

Muerte

La noche antes de su muerte, Chapman estaba viendo una representación de su amigo de juventud y cliente de Lotus, el importante trombonista de jazz, y su banda. El 16 de diciembre de 1982, El Equipo Lotus estaba probando el primer coche de Fórmula 1 con suspensión activa, que finalmente hizo su debut con el Lotus 99T en 1987. Chapman sufrió a ataque cardíaco fatal en el mismo día en su casa en Norwich, y murió a los 54 años.

Vida personal

Chapman estuvo casado con Hazel. Tiene dos hijas y un hijo, Clive Chapman, que ahora lleva Classic Team Lotus, ofreciendo restauración, mantenimiento y operación al histórico Equipo Lotus de coches de Fórmula 1.